Saturday, August 30, 2008

Emparejando y rebobinando

Hace par de semanas me enteré de una oportunidad para ganarme unos chavitos extra. Una compañía necesitaba gente que habla español como su primer idioma para grabar una serie de palabras y frases. Esas grabaciones las usarían para crear los sistemas de de telefono que reconocen voces. Por ejemplo, cuando llamas al banco y le dices al sistema que quieres mover esos dos pesos y tres chavos de tu cuenta de ahorros a tu cuenta corriente porque si no te va a rebotar el cheque de la luz. 

Todo muy fácil. Llegué y comenzé a repetir todo lo que aparecía en la computadora. 

-Sí.

-No.

-Cinco y catorce

Chévere. El muchacho que estaba conduciendo las grabaciones me había dicho que hacer si cometí a un error. -¿Que error voy a cometer?- pensé. 

No tomó mucho para ver cuales errores si era capaz te cometer. Después de leer cincuenta - sí, cincuenta - numeros de telefono, hasta decir uno, dos, tres se puede convertir en trabalenguas. O, por ejemplo si tengo que decir "dos siete tres", ya al decir el "dos" estoy viendo el "tres", y me sale "dros". 

-¿Y que pasa si meto la pata?

-Nada, cortamos esas partes. 

-Okay. Cuatro y veinte. Dos zero dos cinco cuatro tres dos ocho seis uno. 

Se puso un poco aburrido, pero me entretuve tratando de adivinar para cuales industrias se usarían estas grabaciones. Por ejemplo, luego de decir "Mandar mensaje de texto, llamar a casa, apagar auricular" era fácil adivinar que sería para la industria de celulares, o Bluetooth. O, "Cinco grados centígrados, ochenta grados fahrenheit, diez de marzo del milnovecientossetenta" sería para algún sistema metereológico. Aunque todavía no sé para que eran los, "Cocinar en horno de convección a cutarocientos grados por veinte minutos, hornear a doscientos grados por dos horas." Digo, obviamente algo de cocina, ¿pero a qué aparato le vas a decir esas cosas? Me imagino una super-estufa, en la cual solo pones el pernil en el horno y le gritas desde el otro cuarto mientras ves televisión.

Mi trabalenguas mas fuerte vino cuando tuve que decir "Comenzar emparejamiento" tres veces seguidas. Primero que nada, me quería salir "empajeramiento". Segundo...¿qué? Nunca he usado "emparejamiento" en este tipo de contexto.

-Empaje...emparejamiento (¿y esa palabra de donde salió) de mensajes, empa...rejamiento de (ah, lo mas seguro quieren decir "sincronizar") mensajes, emparejamiento (por favor, sincronizar es mucho mas fácil) de mensajes.

-Rebobinar (¿¡qué?!), rebobinar (ah, "rewind", lo mas seguro), rebobinar (si esto fuera para puertorriqueños sería "darle riwaind" o " dar pa'trás")

-Trece veinte (ah, horas militares) trece...veinte (yo nunca digo la hora así, ¿se dirá trece veinte o trece y veinte?), trece veinte (que se joda)

En total dije algunas 700 frases y numeros. Al final, el muchacho me dice que la última parte tomará solo cinco minutos.

-En la pantalla vas a ver una serie de preguntas. Contéstalas en voz natural y frases completas, lo que queremos es capturar tonos de voz que sean iguales a como la gente habla en conversación. ¿Lista? Okay.

-¿En que ciudad pastaste tu niñez? Pasé mi niñez en San Juan, Puerto Rico.

-¿Cómo contestas el teléfono? Cuando contesto el teléfono digo "hello". (duuhh, hubiese dicho "hola", no me están pagando para hablar inglés)

-¿Cuales idiomas hablas? Los idiomas que hablo son el español, el inglés, e algo de italiano. 

-Como describirías el clima en tu ciudad? El clima en mi ciudad es...este...lluvioso en el invierno y...¿soleado en el verano? (que zángano me salió eso)

-Habla por los próximos 40 segundos de lo que quieras. (¿qué? ¿!de qué carajo voy a hablar así de momento?! Pues....soy de Puerto Rico y...allí pasé me niñez y....(Dios mío, que verguenza) casi toda mi familia todavía esta por allá y...pues...me fuí a la universidad en Nueva York y...este...(este muchacho pensará que lo unico que se hacer en español es leer tonterías y no hablarlo de verdad) entonces me vine a Portland y..al tiempo me fuí a Florida pero no me gustó, y....(que baboserías me están saliendo por esta porquería de boca, por favor) me gusta Portland o sea que regresé. 

Ahí miré al muchacho como diciendo "no existen mas palabras en este mundo que yo quiera decir en este momento." 

Aprendí dos cosas de esta experiencia: la palabra rebobinar, y que la situaciones inesperadas me quitan el don del lenguaje.         

2 comments:

olga said...

Jajajaja!!!!!
Lamentablemente los latinos que están en EU buscan unas traducciones para algunas palabras que sencillamente no existen! Pero, si muchos las reconocen, pues sigamos matando el idioma espanol! Y después hablan de nosotros los puertorriquenos!

Annie said...

Me encantó! Que bueno volver a leerte, aunque hayan sido 2 años después, love you!